Georgina Díaz, Workshop Artemisa

En estos días de angustia, la actividad ha sido como un bálsamo para el espíritu, lo pasé muy bien, fue una inyección de energía