fbpx

Arquetipos Femeninos: las diosas que habitan en ti

¿Conoces a Hera, Afrodita o Atenea? ¿Qué características tenía cada una de estas diosas griegas? ¿Te acuerdas?

Cada una de estas diosas representa uno de los 7 arquetipos femeninos que cada mujer tiene dentro de su psique. Pero lo primero es lo primero: ¿Qué es un arquetipo?

Los arquetipos son representaciones personales y culturales que están presentes en todos nosotros. Los podemos encontrar en los cuentos, leyendas y mitos, y activan un proceso de transformación interna en donde nos es posible comprender mejor nuestros dones y capacidades así como nuestras limitaciones. Conociendo nuestros arquetipos internos, podemos avanzar mejor en nuestro camino hacia la realización personal.

Queramos o no, los arquetipos están presentes en nuestras psique, y los vivimos en las diferentes etapas de vida: sea viviendo el arquetipo de la mujer trabajadora que es estratégica y usa su intelecto (Atenea), la madre abnegada que hace todo por sus hijos (Deméter), la hija que no sabe lo que quiere (Perséfone), la esposa celosa y vengativa cuando la provocan (Hera), la mujer seductora y libre (Afrodita), la ama de casa feliz con su hogar convertido en su templo (Hestia) o la feminista que cuida los derechos de las mujeres que considera hermanas (Artemisa).

Cada uno de los arquetipos tiene una expresión sana y otra que está en desequilibrio, si sabemos identificarlas, podremos adecuar nuestra conducta y equilibrar la expresión del arquetipo, lo cual tiene beneficios directos en nuestras vidas.

Una mujer que está muy identificada con Atenea, valora en demasía el intelecto y puede tener dificultades en sus relaciones con otras mujeres, no dejando espacio para la dulzura y sutileza de Hestia, o el disfrute de Afrodita. Como en todo, los extremos son el problema. Una buena dosis de estrategia y uso del intelecto en el ámbito del trabajo está excelente, sin embargo, también es bueno dejar espacio para el disfrute y la sensualidad en otras áreas de la vida.

Por lo tanto, si trabajamos con los diferentes arquetipos, podemos integrarlos mejor en nosotras, porque la idea es conocerse lo mejor posible y desarrollar aquellas características de las que no tenemos conciencia o nos cuesta mucho trabajo reconocer, para ir encontrando un equilibrio, nuestro equilibrio como mujer, para estar y sentirnos mejor.

En mi asesoría «Conecta con tu Bella Auténtica» revisamos los arquetipos y trabajamos con aquellos que quieras explorar o equilibrar, entregándote herramientas prácticas para usarlas en el día a día.

Uno podría preguntarse: ¿Pero qué tienen que ver los arquetipos femeninos con el coaching de clóset que yo realizo? Conocer la propia psique ayuda a conectar con la propia esencia, los propios gustos, los deseos y motivaciones, y, por supueso, con el propio estilo. El primer paso para revisar el clóset es CONOCERSE. Si se fijan en las fotos de los desfiles, cada diseñador tiene su estilo, a pesar de que los 3 eligieron como tema las diosas griegas, cada uno las expresó A SU MANERA. Lo mismo pasa con nosotras, nuestro clóset debe estar acorde a nuestro estilo, etapa de vida y metas que nos hemos puesto. Cuando no existe esta coherencia, hay un desequilibrio y sentimos que «no tenemos nada que ponernos».

Todas las diosas son patrones potenciales en la psique de todas las mujeres, aunque en cada mujer concreta algunos de estos patrones estén activados y otro no.

Jean Shinoda Bolen: Las diosas de cada mujer: una nueva psicología femenina

¿Qué hace que una marca de moda sea sustentable?

Hace años que se habla de sustentabilidad, y desde hace algún tiempo ya, también en el ámbito de la moda. Los criterios de sustentabilidad, por un lado, han ido aumentando y, por otro lado, también se han ido profundizando, por lo que es de esperar que la lista aquí presentada sea complementada en un futuro cercano.

Para partir es bueno recordar qué es la moda sostenible: esta área de la moda tiene su foco en la disminución del impacto medioambiental, social y económico de esta industria a nivel global. Considera, por lo tanto, estos 3 aspectos que están relacionados directamente entre sí: la industria de la moda genera un negocio de un billón de dólares (dos veces mayor que la de equipos informáticos y electrónica, según el estudio The Sustainable Fashion Blueprint 2018 de Cambridge Judge Business School), disponiendo puestos de trabajo para 300 millones de personas (año 2017) en el sector manufacturero global del textil, la confección, la piel y el calzado, y siendo al mismo tiempo, la segunda industria más contaminante  a nivel global. Es, por lo tanto, una industria muy importante en la actualidad y que debe dar respuesta a las demandas por un mundo más sustentable.

Los criterios se dividen en 3 ámbitos generales:

  1. Conservación de recursos naturales y bajo impacto ambiental de los materiales necesarios para la fabricación de una prenda:
    • Uso de tejidos orgánicos, reciclados, mono-materiales y materiales compatibles (las fibras mezcladas son más difíciles de reciclar),
    • Uso de tintes naturales
    • Uso de materiales reciclados y reciclables
    • Calidad para alargar la vida de una prenda (durabilidad)
    • Eficiencia en el uso de recursos para reducir la contaminación(huella de carbono): reducir el gasto energético en fábricas, utilización de productos libres de tóxicos, transporte eficiente de las prendas.
  2. Respeto por condiciones económicas y laborales de trabajadores (desde materia prima hasta punto de venta):
    • Salario digno
    • Jornadas laborales de máximo 8 horas
    • Seguridad en los puestos de trabajo
    • Igualdad entre hombres y mujeres
    • Prohibición de la explotación infantil
  3. Economía más justa:
    • Reducción de consumo
    • Reparto más justo de riqueza a nivel mundial

Es imprescindible que las empresas de moda sostenible deben intentar monitorear el ciclo completo de una prenda: obtención de las materias primas, la fabricación, manufactura, el terminado, embalaje, transporte, venta, usos y su reciclaje.

Resulta comprensible que casi ninguna empresa cumpla con todos los criterios al 100% ya que estamos en tiempos de adaptación. Lo importante es que las marcas estén tomando conciencia de la importancia de estos criterios y estén trabajando para poder cumplir con éstos a mediano y largo plazo.

Resulta entonces indispensable que cada diseñador y cada marca se cuestione el proceso completo de creación de una prenda para poder contribuir al cuidado del medioambiente.

Una de las cosas que como ciudadanos podemos exigir es la transparencia de esta información de cada marca y tienda donde compremos. Así podemos elegir de forma informada qué ropa, accesorio o zapatos comprar, porque con cada compra que realizamos estamos tomando una decisión respecto a nuestro futuro en este planeta. Cada decisión es un apoyo o rechazo a lo que nos está ofreciendo el mercado, mientras más conscientes seamos de ello, mejor para todos.

Para nosotros, los ciudadanos, también existen hábitos concretos que podemos implementar en nuestras vidas con el fin de vivir de forma más sustentable. Pero eso lo detallaré en un próximo artículo 😉