Closetcoaching Moda consciente

Mis 4 tips para aplicar el método Konmari a tu clóset (y conectar con tu Hestia interna)

Antes de cualquier cosa: no, el método Konmari no es necesariamente minimalista. Sin embargo, sí es un buen comienzo.

A mí siempre me ha parecido que un método de cualquier cosa facilita mucho el trabajo porque otra persona comparte el resultado de su experiencia y nos evita muchos errores y puede darnos consejos precisos para lograr los mejores resultados. ¿Por qué no aprovechar el conocimiento ya existente?

Marie Kondo lleva toda una vida ordenando. Es su pasión. No es de extrañar que haya desarrollado un propio método para ordenar. Ella es una mujer que está muy conectada con el arquetipo de Hestia: le apasiona tener un hogar bello (ordenado), su manera de ordenar no es una simple acción, sino que está profundamente conectado con el ser interior. Es casi una meditación activa. Tal vez por eso me llamó la atención cuando leí su libro “La magia del orden”.

Hace algunos años apliqué el método Konmari en mi hogar y después de eso, no sólo me deshice de objetos y ropa, sino que comenzaron a desaparecer relaciones de mi vida que ya habían cumplido su ciclo, cambió mi forma de pensar porque me deshice de pensamientos limitantes, cambié de hábitos y hasta bajé un poco de peso. 

¿Puede ser mera coincidencia? Tal vez. A mi parecer, lo que hacemos en el mundo exterior se ve reflejado en nuestro interior y a la inversa también.  Aquí te explico cómo llevé a cabo el proceso y qué aprendí de él para que lo puedas aplicar en tu propia vida. Eso sí: ¡cuéntame después cómo te fue!

Paso 1: Planifica

Es importante darse el tiempo para planificar diferentes aspectos de esta tarea porque, de otro modo, no estarás ni con la disposición ni las condiciones para poder cumplir tu meta.

Así que PLANIFICA: 

  1. El tiempo que vas a dedicar a esta actividad. Va a depender si solo vas a ordenar tu clóset o todo tu hogar. Para toda mi casa (de ese momento porque ya no vivo ahí – ese fue uno de los cambios) necesité 5 días, trabajando 10 a 12 horas diarias. Como sabía que iba a hacer esta maratón, usé una semana de mis vacaciones para ello. Así que define duración, días y horarios de trabajo. 
  2. El lugar de operaciones donde vas a tener los implementos necesarios como bolsas de basura, cajas, tijeras, basurero, etc. Ten claro dónde irán las cosas a reparar, vender, donar, regalar y botar (puedes etiquetar con masking tape las cajas o bolsas de basura). 
  3. Lo que necesitarás para darte energía y ánimo: yo tenía mi lista de reproducción con música que me levante el ánimo y otra para trabajar de forma concentrada. También usé aromaterapia y obviamente, tenía preparados varios snacks y bebidas para poder recargar mis baterías en las pausas.
  4. Comunica tu plan a tus convivientes, sean tu pareja o los hijos (yo incluso le expliqué a mi gato, pero eso es mi locura). ¿Sabes por qué? Imagínate que un día llegas a tu casa y encuentras todo revuelto, no puedes ocupar los espacios que normalmente usas… ¿cómo te haría sentir eso? Bien. Lo mejor sería involucrar a todos los miembros del hogar, pero ojo: no todos quieren hacer lo mismo al mismo tiempo. Y sobre todo en cosas de orden, hay que respetar los tiempos de cada uno. A mi pareja de esos tiempos (sí, otra relación que cumplió su ciclo) le expliqué lo que iba a hacer y él entendió, usando otros espacios por esos 5 días (obviamente después quedó maravillado de lo “liviana” que había quedado la casa y se motivó a ordenar su armario).
  5. Averigua antes dónde dejar las cosas que deseches, al final de este artículo encontrarás links de diferentes empresas o instituciones que reciben lo que vendes, regalas, donas o recicles. 

Paso 2: Ejecuta

Llegó el día que decidiste comenzar con el orden y no tienes ganas.

¡Stop! Antes de procrastinar, piensa: ¿qué pasa cuando nos prometemos algo y lo cumplimos? ¿Cómo nos hace sentir? Bien, ¿verdad? Bueno, te sugiero recordar eso cuando quieras dejar todo igual. Además, ya sientes que hay cosas, relaciones, hábitos que ya no van contigo… ¿Por qué no darles un empujoncito? ¿Si no es ahora, cuándo?

Además, puedes conectar con la sensación de cómo quedará tu armario cuando termines, el orden, la belleza y el proceso interno es lo que van a llevarte a conectar con el arquetipo de Hestia.

Paso 3: Aplica el método y no te vayas por la tangente

Si Marie Kondo lleva AÑOS ordenando y desarrolló un método… ¿habrá que hacerle caso, no? Lo que trato de decir es que primero prueba si te funciona, qué te acomoda y qué no, pero para eso, debes aplicar el método tal cual.

  1. Ordena por categorías: deja todo de la misma categoría en el mismo lugar (el de operaciones), antes de comenzar, recuerda si hay otras cosas más en algún lugar de la casa que sean de esa categoría (por ej. la ropa sucia que está en el canasto o la ropa que está colgada). 
  2. Respeta el orden: parte ordenando tu ropa. Si quieres ordenar toda la casa, puedes seguir con los libros, los papeles, komono (varios: cosméticos, objetos de valor, aparatos electrónicos, artículos para el hogar, provisiones domésticas, artículos de cocina, etc.), y, por último, los objetos con valor sentimental. 
  3. Toma cada prenda/ objeto y pregúntate si te hace feliz: es importante que observes tu cuerpo porque éste no miente. La mente nos juega malas pasadas, se inventa necesidades y duda, pero el cuerpo es claro: si te sientes bien, liviana y alegre al tener esa prenda u objeto en tus manos, entonces se queda. Si no, trata de decidir rápidamente adónde se va. En caso de dudas, deja una caja (sobre todo con la ropa) disponible que después puedes revisar de nuevo. 

Paso 4: Limpia y embellece tu clóset

Cuando hayas terminado con la selección, limpia el lugar que va a recibir estas prendas/ objetos. Debe ser el mismo lugar para toda la categoría, es decir, que no estén repartidos por toda la casa. 

Para tu armario, puedes probar el método Konmari para doblar la ropa, después ves si te acomoda. Va a depender del espacio que tengas en tu clóset y su disposición. 

Método Konmari para doblar ropa

La forma general de almacenar las cosas debería lo más simple posible y de forma vertical si lo permite. Lo importante es que tu clóset termine siendo una delicia para tu vista, asi conectas con la belleza en tu hogar que es lo que llena profundamente a una mujer Hestia. Ayúdate de aromas también, todo lo que haga sentirte bien cuando abras tu armario.

Esos serían los pasos para ordenar según el método de Marie Kondo. Hay muchos detalles y consejos más que podría darte (más adelante seguro que lo haré), pero lo que nos interesa hoy es partir con lo básico. ¡Asi que manos a la obra!

Te dejo algunos lugares donde puedes dejar tu ropa en desuso:

Ropa en buen estado:

  1. Vender: en Vestuá – ellos se encargan de todo: pasan a buscar tus prendas, las seleccionan, sacan las fotos, las suben a su tienda y las venden. Tu recibes dinero en tu cuenta bancaria o lo reinviertes en prendas de la misma tienda. Ellos cobran un porcentaje dependiendo del valor de las prendas. ¡Yo he vendido toda mi ropa aquí! Te dejo el cupón de descuento BELLEZAAUTENTICA para tu primera compra sobre 10.000.- pesos por si necesitas reemplazar alguna prenda de tu clóset 😉
  2. Arrendar: en Recloset – es una biblioteca de ropa donde puedes dejar prendas como parte de pago para poder arrendar ropa.
  3. Dar: Fundación Te doy – en sus grupos de Facebook debes buscar la comuna o Tedoy Chile. Ahí ofreces lo que tienes para que alguien lo pase a buscar. Es importante leer antes los principios del grupo ya que se rige bajo una filosofía muy interesante.
  4. Donar: Tienda solidaria Debra – hay muchas fundaciones que reciben ropa y accesorios para venderlos después. Esta es una alternativa que conocí personalmente.

Ropa en mal estado:

  1. Recicla: Ecocitex – Entrega de ropa en Las Dalias 2475, Macúl. Debe estar limpia.
  2. Transforma: las boleras conviértelas en bolsas de tela, los jeans en cojines, etc. También puedes dejarla en el Taller de ropa hecha bolsa
  3. Reutiliza: Puedes usar los calcetines para limpiar el polvo de los estantes, polleras como trapero, etc.

¡Pero nunca botes la ropa a la basura! Según las cifras de Fashion Revolution, 56% de la ropa termina en vertederos y 24% es quemada – lo que genera otro impacto medioambiental por químicos y gases de efecto invernadero que se liberan. En general, hasta un 95% de la ropa que es botada o ya no se usa puede ser reciclada, pero solo el 12% se revende. Así que te invito a que seamos parte de la solución y no del problema, cada acto es una decisión sobre el mundo que estás creando, así que mejor que sea desde la consciencia.

Si encontraste mi artículo interesante y útil te agradecería enormemente que me ayudaras un poco compartiendo mi artículo con aquellos que tu quieras. ¡Muchas gracias!

Si quieres recibir más información y tips para conocerte mejor como mujer, empoderarte y brillar, únete a través del newsletter a la comunidad Belleza Auténtica y sé la primera en enterarte de TODAS las novedades y tips.

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Viste lo que eres. Usa lo que tienes. Expresa tu ser.

Belleza Auténtica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: